Orígenes de la Charrería

México es reconocido en el mundo por su cultura tan única. La deliciosa comida, sus bellos paisajes y sus costumbres propias son algunos elementos que la conforman. Cada cosa varía dependiendo su entorno, como los platillos. La charrería es una práctica y estilo de vida que se realiza a lo largo de todo el país. También, es un deporte que caracteriza a México. ¿Quieres saber la historia detrás del deporte nacional mexicano?

El caballo llegó a México durante la Conquista, allá por el año 1520. Los españoles arribaron montando diversos ejemplares y durante 300 años se perfeccionó la manera en que se domaban vacas, toros y se jineteaba. En una hacienda en el actual estado de Hidalgo, algunos trabajadores fueron educados en la ganadería por su desinterés en la agricultura. Las entidades de Puebla, México y la Nueva Galicia (hoy Jalisco) también adoptaron estas técnicas ganaderas.

Durante 1861, tras la Independencia, el general Ignacio Zaragoza formó el primer “Cuerpo de Policía Rural”, también conocido como “Guardia Rural”, bajo el mandato de Benito Juárez. Este grupo auxiliaba al ejército en las zonas campestres para perseguir a malhechores. El gobierno de Porfirio Díaz perfeccionó estas fuerzas y después, los “rurales” se convirtieron en un cuerpo que garantizaba la seguridad en el país.

La charrería se convirtió en un deporte en 1880. Se estableció en Hidalgo, en la primera ganadería de América Latina. En aquel entonces, el primer “charro ponciano” apareció, su nombre era Ponciano Díaz. Fue muy aclamado, al grado de recibir elogios en canciones y corridos. Es importante destacar este hecho porque en este momento ya se reconocía la charrería como una demostración de valentía y pericia. En estos tiempos, se combinaba la charrería y la tauromaquia. En 1894, un grupo de 12 charros salió de Monterrey recorriendo lugares de América como Nueva York. Dieron a conocer lo que era esta práctica y tuvieron mucho éxito.

Durante la Revolución Mexicana, el general Emiliano Zapata destacó como charro. Era un extraordinario jinete y dueño de caballos. También el emperador Maximiliano de Habsburgo practicó charrería en México durante su mandato. De esta manera, se volvió allegado de los rancheros de abolengo. Por su alto estatus social, los charros usualmente son muy conservadores, ya que creen que así mantendrán sus posesiones.

Si bien nació en el campo, se reglamentó en la ciudad. El 4 de junio de 1921, se oficializó la primera asociación charra llamada “La Nacional” en el Distrito Federal. Tras la desaparición de

las Haciendas en la Revolución Mexicana, se temía que desapareciera. Por esta razón, se formalizaron distintas organizaciones. En 1933 se funda la Federación Nacional de Charros que unió todas las asociaciones del país. Diez años después, durante la década de los cuarentas, el presidente Don Manuel Ávila Camacho lo nombró deporte nacional. También estableció el 14 de septiembre como el “Día del charro”.

La época del Cine de Oro mexicano recoge varias representaciones del charro. Por ejemplo, Jorge Negrete actuó como un charro sindicalista muy honesto que alcanza grandes mejoras laborales. También Pedro Infante, Luis Aguilar y Javier Solís interpretaron el papel hábilmente. Además, grandes personalidades mexicanas portan el uniforme charro. Vicente y Alejandro Fernández son dos grandes charros que ensalzan la cultura mexicana, como Antonio Aguilar.

Hoy en día, se sigue practicando con regularidad. Hay muchas asociaciones que mantienen viva esta parte de la cultura nacional. Sigue siendo una práctica campestre y tiene grandes cantidades de seguidores asiduos. Hay charros y charras, además generaciones enteras de familias mexicanas son representantes de este deporte.

Referencias
Historia de la charrería https://www.youtube.com/watch?v=8Cy7GK26Tro
Sobre la charrería en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Charrer%C3%ADa
Sobre el charro en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Charro

Admin Camisas RangersOrígenes de la Charrería