Cuidado de las prendas vaqueras

Cuidar tu ropa vaquera no es tan complicado como se podría imaginar. Siguiendo nuestras recomendaciones, tus prendas nunca se maltratarán y tendrán una larga vida. Sólo es cuestión de lavar con agua fría y tenderlas bajo la sombra.

Camisas: como habrás notado, las camisas vaqueras suelen tener bordados en los hombros, pecho y espalda. Estos bordados son muy importantes, pues son la identidad de tu prenda. Por eso te daremos una serie de consejos para que el bordado no sea lastimado durante el lavado y pueda mantenerse por más tiempo. Antes, es indicado que reconozcas el color del tejido, pues mientras más oscura la prenda, más fría debe de ser agua en el ciclo de lavado, esto con la finalidad de que no se descoloré la camisa vaquera. Recuerda, en caso de manchas muy específicas, lo mejor es aplicar detergente al momento y tallar de forma constante pero moderada hasta remover la marca. Te recomendamos que todas las prendas del mismo color las deposites en una sola carga de lavadora. Recuerda meterlas al revés, esto para que el bordado no se vaya a lastimar. Al concluir el ciclo de lavado, es necesario que las cuelgues a la intemperie. No debajo del sol porque el calor lastimaría las hebras y haría que el bordado perdiera su color poco a poco, esto incluye también la secadora; evítela. No exprima la prenda para que el bordado no se haga flojo. Puede poner la camisa vaquera en un gancho y colgarlo de esta manera para que no pierda su forma. A la hora de planchar, es mejor colocar una tela húmeda sobre el bordado de la camisa y dejar caer brevemente la plancha y levántala enseguida; con las otras partes de la prenda, utiliza la tela húmeda y marca las líneas de la camisa. Te recomendamos planchar al revés la camisa vaquera, para que no tengas problemas con lastimar las hebras del bordado.

Mezclilla: una de las prendas más usadas por el vaquero moderno, es la mezclilla, ya sea en pantalón, camisa y chamarra. Y aunque no lo crea, las prendas elaboradas con este material deben de ser lavadas lo mínimo posible, pues fueron diseñadas para durar mucho tiempo, entonces, lavar de forma constante esta tela podría lastimarla. Para esto, es indispensable un detergente suave y un lavado suave. Ya sea a mano o en lavadora, siempre a temperatura fría, pues el calor deslavaría la mezclilla. Además, debe de lavarse al revés, para que el lavado no sea corrosivo. Para aprovechar la carga de lavado, junte varias prendas con el mismo color de mezclilla, pues este material se descolora al ser lavado y no querrá teñir sus pantalones más oscuros por culpa de su chamarra negra. Por último, cuelgue la ropa a temperatura ambiente, nunca bajo el sol pues su ropa perderá color. Haciendo caso de estos breves consejos, su mezclilla puede durar más tiempo del imaginado y seguir combinando de maravilla con sus camisas vaqueras.

Botas: ningún conjunto vaquero está completo sin un buen par de botas. Y es cierto, puede ser que esta sea la prenda más compleja de limpiar, pues no estamos acostumbrados a darle mantenimiento a los zapatos, pero haciendo correctamente lo siguiente, sus botas podrían vivir hasta diez años, pues están hechas de piel, uno de los materiales más resistentes. Para mantener en buen estado sus botas vaqueras, antes, debes de limpiar toda la suciedad con un cepillo, de esta manera quitará la tierra que se haya guardado. Además, deberá de limpiar con un paño húmedo de algodón las manchas que hayan quedado. Puede aplicar algo de jabón neutro sobre el paño para tallar suavemente. Si la bota se humedece mucho por el proceso, colóquele tela o papel adentro para que absorba la humedad. Nunca intente secarlas a base de calor, pues la piel se dañaría. Cuando sus botas se encuentren secas, le recomendamos que las nutra con grasa de caballo, esta debe de tener el mismo tono que el calzado, en caso de no encontrar uno similar, prosiga a nutrirlas con un color neutro. Hay que tener en cuenta que cuando se añade crema a las botas, estas se oscurecerán un poco, pero cuando la piel absorba el color regresará a su tono anterior.

Siguiendo estos consejos que le hemos proporcionado, su estilo vaquero siempre estará en optimo estado para cualquier situación. No olvide, sólo tiene que separar las camisas vaqueras de los pantalones de mezclillas, lavar con agua tibia o fría y tender bajo la sombra. Ahora puede continuar con su estilo.

 

Referencias:

http://www.sanchoforyou.com/es/content/8-mantenimiento-y-cuidados

https://hogar.uncomo.com/articulo/como-lavar-tu-ropa-vaquera-34745.html

http://tombstone.com.mx/mantenimiento-y-cuidado-botas-vaqueras/

http://www.bujosatextil.com/las-telas/el-cuidado-de-los-tejidos/

http://koatlanmodablog.blogspot.mx/2014/10/cuidados-para-prendas-deshiladas-y.html

 

 

Admin Camisas RangersCuidado de las prendas vaqueras